En estas fechas, el mundo se divide en dos grupos: los que vuelven de las vacaciones y los que las comienzan. Si eres de los afortunados que se encuentran en el segundo grupo estarás ya con la mente en tu destino vacacional preparando todo lo necesario para pasar unos días inolvidables. Posiblemente, en esa planificación previa al descanso no estés pensando en el consumo de luz de tu vivienda cuando esté vacía. ¡Craso error! Apagar tu casa antes de irte de vacaciones es tan importante como preparar tus vacaciones.

Durante los días en los que no estés en tu vivienda puedes seguir unos sencillos consejos para que esta consuma lo menos posible y puedas superar la depresión postvacacional con una alegría en tu factura de la luz en forma de ahorro energético. Como siempre decimos en CHC Energía, son los pequeños gestos los que marcan la diferencia, y si durante el año te hemos ayudado a ahorrar en tu rutina, ahora lo haremos también en tus días libres si llevas a cabo los siguientes consejos:

    1. Apaga todos los aparatos de la casa

Sabemos que hay algunos electrodomésticos, como la vitrocerámica o el horno, que no podemos apagar bien porque su enchufe es de difícil acceso o porque su reconexión es compleja. Pero en nuestra casa estamos rodeados de pequeños aparatos y electrodomésticos que pueden ser completamente desenchufados antes de marcharnos de vacaciones.

Hablamos de los dispositivos electrónicos, como la televisión, los ordenadores o los equipos de música, pero también de pequeños electrodomésticos como la tostadora o el microondas e, incluso, de todas las pequeñas lámparas de casa. El consumo de este tipo de aparatos también se debe tener en cuenta para calcular el consumo total de nuestra tarifa de la luz.

nNo te llevará más de 5 minutos y conseguirás reducir el temido consumo fantasma, es decir, el consumo residual que producen los electrodomésticos y aparatos cuando están conectados al sistema de luz sin estar en uso.

    2. Calcula el tiempo de ausencia para apagar o no la nevera

La nevera es uno de los electrodomésticos que más consumo de luz producen a final de mes en tu hogar. En este punto es muy importante tener en cuenta la duración de las vacaciones:

  • Si te vas de escapada o por un periodo inferior a una semana, la solución más eficiente no es apagarla si no activar el programa de la nevera que menos frío genere.
  • Si tienes la suerte de disfrutar de más de 7 días fuera de casa, entonces sí, la mejor solución es apagar la nevera por completo durante tus vacaciones. Ahora bien, para disfrutar del ahorro energético que puede generar es imprescindible planificar con tiempo las comidas de los días previos para dejar la nevera vacía por completo. Si te parece algo complicada esta organización puedes apuntarte al batchcooking con el que prepararás varios platos de una tanda y conseguirás ahorrar ¡aún más energía! Por último, acuérdate de dejar la puerta abierta para evitar malos olores y la aparición de moho por la condensación del agua.