Quedan pocos días para el cambio de hora. Este año tendrá lugar en la noche del sábado 27 al domingo 28, cuando los relojes deberán adelantarse una hora y las tarifas con discriminación horaria pasarán a regirse por el horario de verano, lo que también afecta a las horas en las que el consumo de luz es más barato.

¿Sabías que uno de los fines del cambio horario es contribuir al ahorro energético? Cuando se adelanta una hora, conseguimos el ajuste adecuado de la jornada laboral, aprovechando la permanencia de la luz natural. Con este cambio, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el ahorro energético en España alcanza un 5% equivalente a 300 millones de euros, de los cuales 90 millones corresponden al ahorro del consumo de hogares.

¿Cómo afecta el cambio horario a las tarifas con discriminación horaria?

Una tarifa con discriminación horaria es aquella en la cual el consumo eléctrico es más barato durante ciertas horas del día.

Diferenciamos tres periodos de discriminación horaria en las que el precio de la luz varía y que serán distintos para cada tipo de tarifa:

  • Las horas punta, en la que el precio es mayor.
  • Las horas valle, en las que el precio de la luz es más económico.
  • Las horas llanas, de precio medio, en las que el precio es menor que las punta.

Si quieres notar un ahorro en tus facturas deberás aprovechar al máximo el horario valle para realizar las actividades que generan más consumo eléctrico, programando tus lavadoras o lavavajillas, entre otros aparatos eléctricos.

Para ello, es fundamental conocer cuáles son las horas del día en las que hacemos un mayor consumo energético para identificar si esta tarifa de luz es la que más nos conviene para ahorrar, además de contribuir con  el ahorro energético que tanto necesita nuestro planeta.

¿Qué tipos de tarifas con discriminación horaria existen? ¿En qué horas el consumo eléctrico desde el 28 de marzo es más barato?