Las bajas temperaturas han llegado a nuestro día a día para quedarse. El cambio de hora y la entrada del horario de invierno ha provocado un aumento de la sensación de frío en el exterior, pero también en nuestros hogares. Ya somos muchos los que estamos rescatando la bufanda, el gorro y los guantes del fondo de nuestros cajones. En los próximos meses tendremos que prepararnos para combatir el frío y eso, por supuesto, incluye nuestro hogar.

Algunas viviendas ya han puesto la calefacción y otras estarán a punto de hacerlo. Sea como sea, si tu hogar es de los que emplean radiadores eléctricos en una o todas las habitaciones de la casa, te contamos cuánta luz consume un radiador eléctrico y cuáles son las claves para que su uso no dispare tu factura de la luz.

¿Cuál es el consumo energético de los radiadores eléctricos?

Contar con un buen sistema de calefacción es crucial para mantener una temperatura confortable en nuestra vivienda sin tener la caldera funcionando a pleno rendimiento durante todo el día.

Una opción muy interesante si queremos concentrar el calor en una habitación o necesitamos un extra de temperatura en alguna de las estancias es adquirir un radiador eléctrico de bajo consumo. Y es que no es solo una opción perfecta para calentar una zona muy transitada de la casa, sino que además nos pueden ayudar a ahorrar en la factura de la luz.

El consumo aproximado de este tipo de radiadores se ubica entre los 2.000 y los 2.500 vatios o watts. Sin embargo, siempre podemos encontrar modelos más sostenibles o de bajo consumo, de hasta 600 W aproximadamente.

Este sistema de calefacción es recomendable para estancias específicas de la casa o para zonas geográficas en las que la temperatura no es extremadamente baja.